La importancia de disponer de la correcta iluminación en cualquier situación es evidente, pero cuando nos movemos a cierta velocidad en el interior de un vehículo esta necesidad es primordial. No solo para ver, sino también para ser visto por el resto de usuarios de la vía.

El uso de estos sistemas de iluminación se iniciaron posteriormente al origen del automóvil; concretamente durante el siglo XX y la mayoría de ellos no solo siguen cumpliendo la misma función que antaño, sino que en algunos casos se sirven de la misma tecnología empleada durante décadas.

La tecnología de las lámparas en los vehículos ha evolucionado mucho, desde las básicas de halógeno, hasta el último grito del laser, pasando por las de xenón o las de Led. Posteriormente veremos las características principales de cada uno de los tipos de lámparas.

La vida útil y el rendimiento varían mucho dependiendo del tipo de lámpara. También el precio y la complejidad de su sustitución. Por eso aconsejamos siempre acudir a un especialista en caso de que las lámparas de tus faros necesiten ser sustituidas, ya que no solo es importante que luzcan sino que lo hagan bien estando bien calibradas para evitar deslumbramientos o falta de iluminación.

Halógenas

Son las más extendidas, la tecnología más veterana y de más sencilla fabricación y por tanto más económicas. La lámpara halógena en sí es muy similar a la que nos podemos encontrar a las bombillas tradicionales que se pueden emplear en las viviendas, con la diferencia de que en el interior hay un gas que permite que se multiplique la capacidad lumínica.

Su precio es muy económico y la duración de su vida útil está fijada por debajo de las 500 horas.

Xenón

Estas lámparas están formadas por dos electrodos que generan electricidad que calientan el gas xenón que se encuentra en la ampolleta, de manera similar a la de un tubo fluorescente convencional.

Proporcionan hasta tres veces más luz que las halógenas con mucha menos potencia consumida. Aunque son considerablemente más caras que las halógenas, tienen una vida útil cercana al triple.

LED

La tecnología led se introdujo en los automóviles para las ópticas auxiliares como los frenos o intermitentes. Está basada en la unión de varios diodos de luz de tamaño muy pequeño. Ventajas: poco peso, posibilidad de disponerlos en casi cualquier forma deseada, un consumo energético muy reducido y sobre todo, una vida útil enorme, en torno a las 10.000 horas.

Despliegan su máxima capacidad lumínica casi instantáneamente, y permiten funcionalidades como las luces adaptativas, que disminuyen o aumentan la intensidad de iluminación, o los sistemas anti-deslumbramiento automáticos.

LÁSER

La luz láser es la última tendencia en la iluminación del coche. Permite diseñar los faros de los coches más pequeños, con mayor libertad y de forma más eficiente, ya que consumen un 30% menos que sus antecesores.

Los nuevos faros láser pueden llegar a iluminar hasta 600m de distancia, el doble que los faros led. Son faros de gran fiabilidad y con una larga vida útil, incluso ante un uso prolongado en condiciones extremas.

Distancia de iluminación de las diferentes tipos de lámparas de un vehículo

 ¿Qué dice la normativa sobre la iluminación exterior de los vehículos?

Según la normativa actual para la iluminación exterior, cada lámpara debe de estar montada en una óptica específicamente diseñada para ese tipo de fuente de luz.

Si cambias de lámpara es necesaria la homologación conjunta de la lámpara y la óptica

La normativa de aplicación para cada una de las lámparas que se quiera homologar es la siguiente:

lampara-coche

Además de la norma ECE 128 las lámparas Led deben de cumplir la normativa ECE 10 que regula las diferencias electromagnéticas.

Normativa lámparas de led

 ¿Puedes cambiar el tipo de lámpara en tu vehículo?

Los faros suelen estar homologados  solo para un tipo de fuente de luz por lo que no se puede cambiar el tipo de bombilla. A parte de no pasar la itv y que la guardia civil te pueda multar, si el tipo de fuente de luz no es compatible con el faro, es bastante probable que las lupas de los faros se acaben estropeando al no estar preparadas para esa fuente de luz. Debido a la potencia lumínica de las luces de led y xenón se exigen una serie de requisitos adicionales, tales como lavafaros o regulador automático de altura de las luces, con respecto a las luces halógenas de ahí que no se pueda cambiar sin más el tipo de bombilla. Para poder hacer el cambio sería necesario legalizarlo.

¿Qué tienes que tener en cuenta a la hora de cambiar la lámpara de tu vehículo?

Cuando cambias bombillas del mismo tipo, una halógena por otra halógena o led por otra led lo que hay que tener en cuenta es que tenga la misma potencia. Si queremos mejorar la iluminación podemos optar por unas bobillas de mejor calidad o que den una luz más blanca pero si la bombilla es de 55w no podemos poner una de 100w.

¿Qué trámites debes realizar y que documentación debes de presentar en la ITV?

Para legalizar el cambio de faros sería necesario presentar en el centro de ITV el informe de conformidad emitido por un laboratorio de vehículos y el certificado de montaje del taller.

Si tienes cualquier duda, puedes consultar tu caso concreto a nuestro personal en tu estación de ITV más cercana¡Estaremos encantados de ayudarte!  

Quizás también te interese:

¿Es ilegal poner bombillas amarillas en las luces de los vehículos?

Pregunta ITV: ¿Se pueden poner bombillas amarillas en los antinieblas? ¿es legal?

Cambio de bombillas en motos

Bombillas amarillas en vehículos

Pregunta ITV: Me he comprado unos faros dayline para un renault megane 2 de 2003, mi pregunta es ¿si lo voy a colocar pasan la itv? ¿lo tienen que meter en la ficha técnica o algo?

Si te ha gustado comparte