No llevar la ITV al día no solamente implica una sanción, puesto que es considerada una infracción grave. También significa que estamos haciendo uso de la vía pública asumiendo riesgos muy altos para nuestra seguridad.

Generalmente, los conductores que deciden postergar indefinidamente el momento de enfrentarse al examen de la ITV suelen ver este trámite como, precisamente, un incómodo “examen” del que quizás no salgan bien parados.

circular con la itv caducada

Quizás porque intuyen que su vehículo puede tener ciertas deficiencias y que no obtendrán un resultado positivo tras la evaluación. Y pensando, asimismo, que si no realizan estas supervisiones técnicas conseguirán cierto ahorro para sus bolsillos.

Es muy probable que todavía falte concienciación social sobre la importancia de tener la ITV al día. Pero, sin lugar a dudas, el hecho de ser negligentes con las fechas en las que nos toca hacer la inspección técnica periódica de nuestro vehículo puede traer graves consecuencias; tanto para nuestra seguridad y la de nuestros ocupantes como para la del resto de personas con las que coincidimos en la circulación.

Además, también puede suponer un peligro para nuestra salud y el deterioro del medioambiente si no se lleva a cabo el control correspondiente de las emisiones contaminantes que está establecido por la normativa vigente (Real Decreto 920/2017, del 23 de octubre, donde también podemos encontrar todas las especificaciones sobre la regulación de la ITV en España).

¿Pueden multarme si tengo la ITV caducada?

Sí, la respuesta es afirmativa. De hecho, hay tres supuestos muy específicos en este sentido:

  • Si el vehículo está aparcado en vía pública podemos recibir una multa de 100€ (o 200 € si no se abona por adelantado, como ocurre en general con las multas de tráfico, para ahorrar un 50% del total de la sanción. Lo que se denomina pronto pago).
  • Si la Policía o la Guardia Civil nos paran circulando, la multa asciende a 100€ (o 200 € si no se abona de inmediato, como en el caso descrito anteriormente).
  • Si tienes un accidente y tu ITV está caducada el seguro no se hace responsable: de modo que como conductores hemos de asumir los gastos del accidente y, además, la sanción administrativa.

Con la ITV caducada, ¿cuánto plazo tengo para pasarla antes de que me multen?

Existe cierto mito que habla de una supuesta moratoria o prórroga desde que caduca la ITV que teníamos en vigor hasta que volvemos a pasarla. Y que durante ese plazo no recaerá sobre nosotros ninguna multa. Esto es absolutamente falso.

Hemos de tener muy presente que la fecha de caducidad de la ITV aparece en la ficha técnica de nuestro vehículo. Y que no existe margen de maniobra para circular con la ITV caducada y no recibir una sanción administrativa. Ni siquiera el hecho de tener concertada una cita previa para renovar nuestra ITV nos exime de la multa. En resumidas cuentas, una ITV caducada es sinónimo de multa.

Si la autoridad correspondiente descubre que estamos utilizando un vehículo que tiene la ITV caducada, intervendrá nuestro permiso de circulación. En este supuesto sí disponemos de 10 días para pasar la inspección técnica. En caso de que dentro de ese plazo no cumplamos con nuestro deber, y no presentemos el justificante de haber pasado positivamente la ITV, nos precintarán el vehículo.

¿A partir de cuándo puedo pasar nuevamente la ITV si está caducada?

Lo que sí es cierto que es en la estación de ITV no se nos cobrará ningún cargo adicional por pasar la inspección técnica aunque se nos haya pasado la fecha indicada; puesto que la ITV se puede pasar en cualquier momento: tanto antes como después de la fecha de vencimiento.

A raíz de la entrada en vigor del nuevo Real Decreto (desde mayo de 2018) se produjo una mejora de cara a la periodicidad y caducidad de la ITV. Esto se traduce en que, si en la actualidad pasamos la ITV hasta 30 días antes de la fecha de vencimiento, no perderemos nuestra actual fecha de caducidad.

itv caducada

No te la juegues (y no juegues con la seguridad en la carretera): la ITV al día salva vidas

Es importante recordar que, aunque dispongamos de un vehículo que no utilicemos, tampoco debemos confiarnos. De hecho, lo más recomendable es tener la ITV al día por si necesitamos usar el vehículo por alguna urgencia o imprevisto.

Además, si el turismo lo tenemos aparcado en la calle con la ITV caducada también podemos recibir una multa. Como comentábamos anteriormente, las multas no solamente llegan por circulación.

Pero, independientemente de las sanciones, debemos concienciarnos sobre la importancia de no tener la ITV caducada: para nuestra seguridad y la de todos los conductores y peatones con los que compartimos la vía pública.

Tener la ITV al día no debe observarse como un mero trámite burocrático que nos quite tiempo y nos provoque gran pereza. Es una garantía para evitar deficiencias técnicas y problemas medioambientales que pongan en riesgo nuestra vida y la de los demás.

Con servicios como los que ofrece GRUPO IDV–ITV Services tener la ITV al día y no correr riesgos por mantenerla caducada supone una experiencia muy diferente. ¿Te imaginas un trato personalizado y un servicio agradable, cómodo y eficaz? ¿Cómo sería dejar tu vehículo en manos de profesionales mientras disfrutas de un rato de relax en una sala con wifi, prensa y bebida gratuita? ¡No esperes más para conocernos!

Quizás también te interese:

¿Qué ocurre si llevo la revisión ITV de mi vehículo caducada?

Con la ITV al día todo son ventajas

El experto en ITV responde: Fecha de vencimiento de la ITV ¿Cuándo pasar la ITV? Cambios en la ITV 2018

Si te ha gustado comparte