Tu Blog sobre la ITV

¿Tienes preguntas sobre la ITV? en Grupo IDV resolveremos todas tus dudas relacionadas con la ITV y la revisión de tu vehículo

Categoría: Madrid Central

¿Cómo puedo recurrir las multas de Madrid Central?

Multas de Madrid Central

Desde el pasado 16 de marzo las multas por infracciones o incumplimientos en la normativa de Madrid Central están a la orden del día. Ya hemos analizado las claves para circular por Madrid Central y el significado de la etiqueta medioambiental en este sentido. No obstante, ¿qué podemos hacer si nos ha llegado una multa por circular indebidamente por Madrid Central?

A continuación damos respuesta a algunas dudas importantes.

¿Por qué me pueden poner una multa en Madrid Central?

En primer lugar, no debemos olvidar que si accedemos a los parking públicos de la zona no recibiremos sanción, siempre que nuestro vehículo tenga una etiqueta medioambiental, ya sea B, C, ECO o 0 emisiones.

Los aparcamientos han instalado sistemas automatizados de registro de matrículas para cruzar posteriormente datos con el Ayuntamiento de Madrid.

Te recomendamos que eches un vistazo a nuestra compilación de preguntas frecuentes sobre Madrid Central para que identifiques qué tipo de etiqueta ambiental corresponde a un vehículo u otro.

Recuerda que existen 4 etiquetas. No disponer de etiqueta significa que nuestro vehículo es altamente contaminante y, por lo tanto, tiene el acceso vetado a la almendra de Madrid Central.

Las etiquetas B y C cuentan con ciertas restricciones de circulación, por considerarse las menos limpias medioambientalmente hablando. Pero actualmente estos vehículos pueden acceder a Madrid Central siempre y cuando se estacionen en un parking público o privado.

Los accesos de Madrid Central están custodiados por 115 cámaras de videovigilancia. De modo que, si nuestro coche tiene el distintivo ambiental B o C (no somos residentes ni cumplimos ninguna de las excepciones) y aparecemos en el listado de las cámaras de acceso, pero no en el de los aparcamientos, recibiremos una multa.

Los residentes, por su parte, tienen permiso para entrar en todo el área de Madrid Central. Pero solamente pueden estacionar en su barrio. De momento, y solamente hasta 2025, pueden circular libremente sin etiqueta ambiental.

Y sí, efectivamente existen las “invitaciones” de residentes a no residentes: 20 invitaciones mensuales que disponen los primeros y que permitirán a los segundos circular por Madrid Central libremente y estacionar durante un periodo máximo de dos horas en zona SER o en un parking sin límite de tiempo. (Ojo, sin etiqueta medioambiental de momento solo hasta 2020).

¿Multa o aviso?

En primer lugar, tenemos que revisar que efectivamente lo que nos ha llegado ha sido una multa y no un aviso. Porque, desde febrero hasta el 15 de marzo de 2019, aunque el control de los accesos se ha llevado a cabo mediante cámaras de seguridad, se ha considerado parte del periodo “informativo” hacia la ciudadanía.

Esto quiere decir que los infractores o aquellas personas que han podido cometer un despiste han recibido una notificación, pero no una sanción económica. Por ello, hemos podido recibir solamente un aviso; una llamada de atención que en esta ocasión no pasa factura.

Sin embargo, si la falta o el error se han cometido a partir del 15 de marzo, sí estaríamos dentro del periodo sancionador. Las multas por el no cumplimiento de la ordenanza de Madrid Central ascienden a 90 euros. Si se pagan en el periodo más corto establecido por la ley, la cuantía queda reducida a 45 euros: esto es, si la multa se paga dentro de los 20 días naturales siguientes a la notificación oficial.

He recibido una multa por acceder a Madrid Central: ¿qué puedo hacer?

Efectivamente, las multas pueden recurrirse. Y el procedimiento es comparable al que llevaríamos a cabo en el caso de recibir una sanción a causa de una infracción en las llamadas Áreas de Prioridad Residencial (APR).

Según dicta la teoría, a falta de informes procedentes de los controles de las cámaras, debe prevalecer la presunción de inocencia (como dicta el artículo 24.2 de la Constitución Española).

Para recurrir la sanción, lo primero que debemos tener en cuenta es que disponemos de un máximo de 20 días naturales para enviar un escrito de alegaciones (en el que incluso, dependiendo del caso, podemos solicitar que nos muestren las pruebas).

El escrito tiene que enviarse a la Dirección General de Gestión y Vigilancia de la Circulación del Ayuntamiento de Madrid.

En el caso de infracciones “leves”, recibiremos respuesta dentro del plazo de tres meses. Si se desestima nuestra alegación, disponemos nuevamente de un mes de plazo para interponer un recurso de reposición.

Una vez llegados a este punto, si no hemos recibido respuesta (silencio administrativo) o bien no se nos ha cobrado la cuantía de la multa, ésta prescribe en un plazo de cuatro años.

En el caso de recibir una negativa, comunicando que se ha desestimado nuestro recurso, ya tendríamos que dirigirnos al Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Madrid e interponer una demanda. Para ello, necesitamos contar con un abogado, como es lógico.

¿Cuáles son las infracciones o errores más comunes por los que puedo recibir una multa?

Entrar en Madrid Central con un coche sin etiqueta ambiental

Si realmente estamos autorizados (por ejemplo, contamos con la invitación de un residente), hemos de aportar la documentación que así lo justifique para poder recurrir la sanción.

En caso de que la notificación nos llegase tres meses después de la fecha en la que supuestamente cometimos la infracción, podemos alegar que nos ha llegado fuera de plazo y que ha prescrito. Acceder a la almendra de Madrid Central sin distintivo se considera una falta leve, por lo que la Administración está obligada a emitir la notificación en un plazo menor de tres meses.

Aparcar en Madrid Central en la zona inadecuada

Esto puede ocurrir, efectivamente, si estacionamos nuestro vehículo con etiqueta B o C en una zona SER. Aunque seamos “invitados” de residente no debemos olvidar que, en tal caso, no podríamos estacionar en zona SER durante más de dos horas.

Si la multa nos llega con tres meses de retraso, como comentábamos en el apartado anterior, podemos recurrirla por quedar prescrita.

¿Qué ocurre si tengo etiqueta B o C, ya estoy dentro de la almendra de Madrid Central, y todos los parking están llenos?

Desde el Ayuntamiento de Madrid han insistido en varias ocasiones en que es muy difícil que esta situación se produzca. Consideran que las 5.946 plazas que existen son suficientes para atender toda la demanda de aparcamiento.

Si esta situación llega a producirse, los especialistas en recurrir este tipo de multas recomiendan recopilar pruebas de inmediato. Esto es, hacer fotos de la señalización de “completo” del aparcamiento y avisar rápidamente a las autoridades de lo ocurrido. Deberían facilitarnos un número para identificar nuestra incidencia. Y, si nos llega la multa, hemos de recurrirla aportando tales evidencias.

¿Qué ocurre con el acceso de personas con movilidad reducida a Madrid Central?

Como es lógico, siempre existen excepciones. Como norma general, las personas con movilidad reducida pueden circular y aparcar con libertad en el área de Madrid Central, al margen de cuál sea su distintivo ambiental. Pero es imprescindible asegurarse de que estos vehículos están dados de alta. Los conductores deben aportar los datos de su matrícula al Ayuntamiento para tal fin.

Sin embargo, a partir de 2025, solamente se permitirá el acceso sin etiqueta cuando sean vehículos adaptados y consten de esta forma en la DGT.

¿Quieres saber más sobre Madrid Central? Queremos saber cuáles son tus dudas y comentarios. ¡Seguiremos ampliando información con todos los detalles próximamente en nuestro blog!

Quizás también te interese:

Las claves que necesitas saber para circular por Madrid Central

¿Tienes problemas con la etiqueta medioambiental de tu vehículo?

¿Qué etiqueta medioambiental tiene mi coche?

madrid central

Las claves que necesitas saber para circular por Madrid Central

Ya ha llegado una de las fechas más esperadas y que genera muchas dudas y preguntas entre madrileños, visitantes y turistas que accedan al centro de Madrid en coche. A partir del 24 de abril ya es obligatorio llevar el distintivo ambiental para todos los vehículos a motor que se encuentren en el término municipal de Madrid.

Pero, ¿en qué consisten este tipo de etiquetas y para qué sirven? ¿A qué tipo de vehículos afectan cada una de las etiquetas? ¿Qué se entiende por impacto ambiental?

Por otro lado, diferentes cuestiones en torno a lo que supone Madrid Central a nivel de circulación, accesos, aparcamiento, posibles multas e infracciones, el papel de los residentes y los no residentes, etc. siguen resultando confusas para los madrileños y aquellos que visitan la capital. ¿Qué es exactamente Madrid Central y qué tipo de cambios implica en el modelo de ciudad que hemos conocido hasta ahora?

Por ello hemos creado este breve manual de los conceptos generales e imprescindibles que te ayudarán a entender mejor las nuevas normativas. Respondemos a continuación a algunas de las preguntas más frecuentes sobre las implicaciones de Madrid Central. ¡Y seguiremos ampliando información con futuros artículos en nuestro blog!

Empecemos por el principio: ¿Qué es Madrid Central?

El actual término de Madrid Central, en vigor desde el pasado 30 de noviembre, hace referencia a un área en la que se limita el tráfico de vehículos privados en función de sus etiquetas ambientales. Esto quiere decir que aquellos vehículos motorizados que sean más contaminantes no podrán disfrutar del acceso a esta área.

Leer más

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén