La importancia de disponer de la correcta iluminación en cualquier situación es evidente, pero cuando nos movemos a cierta velocidad en el interior de un vehículo esta necesidad es primordial. No solo para ver, sino también para ser visto por el resto de usuarios de la vía.

El uso de estos sistemas de iluminación se iniciaron posteriormente al origen del automóvil; concretamente durante el siglo XX y la mayoría de ellos no solo siguen cumpliendo la misma función que antaño, sino que en algunos casos se sirven de la misma tecnología empleada durante décadas.

Leer más