¿Estás pensando en comprar un coche nuevo, pero las dudas te asaltan? ¿Has oído mil veces hablar del coche ECO, híbrido, eléctrico, cero emisiones… pero no sabes cuáles son sus prestaciones reales ni a qué hacen referencia esos términos? ¿Quizás deberías elegir mejor un modelo diésel o gasolina?

Verdaderamente, hoy en día, las opciones para comprar un vehículo son casi infinitas. Y la relación calidad-precio-prestaciones sigue marcando las coordenadas más importantes para decantarnos por una u otra opción.

Hoy te contamos cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada sistema para que lo tengas mucho más claro a la hora de comprar un coche.

Híbrido, eléctrico, gas… ¿Qué tipo de coche es mejor comprar?

El año pasado, alrededor del 12% de los vehículos en España se consideraban ECO, mientras que casi el 60% eran gasolina. Para finales de este 2020, los fabricantes preveían que la muestra ascendiera a 1 de cada 5, según cifras que ofrece la propia DGT basándose en datos de ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles). Aunque con la crisis de la Covid-19, el escenario puede cambiar radicalmente.

El surgimiento de una oferta cada vez mayor y más atractiva de vehículos comprometidos con la reducción de las emisiones de CO2, está generando cada vez más dudas entre los futuros compradores. ¿Por qué opción me decanto si quiero comprar un vehículo nuevo? ¿Cuáles son los pros y contras de los diferentes sistemas de propulsión? ¿Siguen siendo los últimos modelos diésel  o gasolina opciones de compra interesantes?

La respuesta definitiva, como es lógico, dependerá de cada tipo de conductor y sus características específicas. Recopilamos a continuación las ventajas e inconvenientes más importantes respecto a cada tecnología. ¡Esperamos que os sirvan de ayuda para tomar la decisión final!

Coches eléctricos: ¿cuáles son sus ventajas y desventajas?

El coche eléctrico sigue posicionándose como una buena opción para circular por la ciudad y sus alrededores. Su mantenimiento no es muy costoso y cuentan con la etiqueta 0 de la DGT, de modo que pueden circular libremente en el entorno urbano sea cual sea el protocolo de contaminación. 

Generalmente las personas que apuestan por ellos suelen comprarlos como segundos vehículos, puesto que no tienen todavía demasiada autonomía para viajes largos. Por el momento siguen tardando demasiado tiempo en realizar una carga completa y no existen muchos puntos públicos de recarga. Además, siguen resultando opciones de compra de precio elevado.

Coches híbridos: ¿cuáles son sus ventajas y desventajas?

En efecto, no todos los coches híbridos son iguales. Pero, por lo general, se presentan como una opción interesante que no tiene por qué suponer un gran desembolso (salvo en el caso de los híbridos llamados plug-in o enchufables).

Solemos hablar de vehículos con una tecnología sencilla y que no tienen un consumo alto en ciudad. Además, se recargan de forma autónoma en las frenadas, por ejemplo. Lo cual es positivo, puesto que no requieren acceder a puntos de recarga. Y estos híbridos tradicionales cuentan con las ventajas de la etiqueta ECO de la DGT.

Pero con ellos hay que tener en cuenta que su eficacia en carretera no es tan grande como en ciudad, salvo que nos vayamos a las gamas más caras de híbridos enchufables.

Estos últimos permiten circular en modo eléctrico hasta 60km aproximadamente con tan solo una noche de recarga (lo que equivale a poco más de un euro de gasto por recarga), tienen etiqueta 0 de la DGT y disponen de motor térmico para repostaje en gasolinera si hay necesidad de emprender un viaje largo. Eso sí, no son recomendables para viajeros asiduos, puesto que siempre que no tiren de batería su consumo se eleva demasiado.

Coches de gas GLP (Gas Licuado de Petróleo) o GNC (Gas Natural Comprimido): ¿cuáles son sus ventajas y desventajas?

¿Cuál es la diferencia entre un coche de gas GLP o un coche de gas GNC? El GLP tiene muchos años de trayectoria y eficacia comprobada, puesto que consigue abaratar el uso del vehículo. El GNC tiene bastante menos historia, pero poco a poco la oferta va aumentando. Así como las gasolineras que permiten su repostaje.

En ambos casos, el ahorro en combustible está garantizado y les corresponde la etiqueta ECO de la DGT, lo que implica también ahorro en aparcamiento e impuestos. Son coches seguros y que ofrecen mucha autonomía.

¿Y qué pasa con los coches diésel o gasolina? Como último punto, también es importante tener en cuenta que los coches diésel o gasolina de última generación tienen motores cada vez menos contaminantes, y de momento seguirán pudiendo convivir con las nuevas tecnologías analizadas en este artículo.

Quizás también te interese…

Si te ha gustado comparte