¿En qué consiste la ITV de una motocicleta? ¿Qué tipo de elementos debo revisar para pasar la ITV de mi moto a la primera? Hoy te explicamos un poco más sobre este proceso. Ya te adelantamos que puedes estar tranquilo. Pasar la ITV no es algo para nada complejo. ¡Y mucho menos si lo dejas en nuestras manos!

A continuación te vamos a dar algunas claves para que pases la ITV de tu moto a la primera. ¡No te lo pierdas!

¿Cuándo me toca pasar la ITV de mi moto?

Muchas personas tienen dudas sobre la periodicidad con la que sus vehículostienen que pasar la ITV. ¡Pero aquí estamos nosotros para recordárselo!

En el caso de una motocicleta (como ocurriría también con uncuadricicloo un quad), tiene que pasar su primera ITV a los 4 años desde la primera matriculación.

A partir de ese momento, tiene la obligación de pasar la ITV cada 2 años.

Te recordamos también que para los ciclomotores es diferente: éstos están exentos de pasar la ITV hasta que hayan cumplido 3 años desde su primera matriculación.

Para pasar la ITV de mi moto a la primera, ¿qué debería revisar?

Para que todo salga genial a la primera, tu moto tiene que estar en buenas condiciones.

Durante la inspección se tendrán en cuenta cada uno de los elementos que componen tu motocicleta: desde el alumbrado y la señalización hasta los neumáticos, los espejos retrovisores o el estado de la matrícula.

Por supuesto, tampoco puedes perder de vista que la documentación que aportas es la correcta (luego nos detendremos un poco más en este punto).

Aquí tienes un resumen de los elementos fundamentales que debes revisar:

  • Documentación: comprueba que el número de bastidor coincide.
  • Neumáticos: comprueba el estado del dibujo.
  • Claxon o bocina: chequea que funciona.
  • Alumbrado delantero: comprueba la luz de posición, la luz corta y las largas.
  • Alumbrado trasero: comprueba la luz de posición, la luz de matrícula y la luz de freno.
  • Intermitentes: chequea que funcionan tanto el izquierdo y el derecho como el delantero y el trasero.
  • Espejos retrovisores: deben estar homologados y en buen estado.
  • Catadióptrico (reflectante trasero obligatorio): debe estar homologado.
  • Matrícula: debe estar en buen estado y no presentar aristas (si va al aire poner un porta-matrículas).
  • Gases del tubo de escape y motor: revisa que no haya fugas y que puedas arrancar y apagar el motor con normalidad.
  • Ruidos: comprueba que el escape no esté picado o suelto o con la fibra interior quemada. En caso de escapes con DBkiller desmontable debes recordar que es obligatorio llevarlo instalado.
  • Manillar: mandos y demás deben estar bien apretados.
  • Comprueba que no haya ninguna fuga de aceite y que las suspensiones funcionen correctamente.
  • Tensión de la cadena: si está muy destensada puede ser peligroso. No debemos descuidar el engrase.
  • Frenos: comprueba su estado, revisa las pastillas y en su caso la tensión del cable del tambor.
  • Carrocería: comprueba que no existe ningún elemento suelto o con aristas.

¿Qué documentación tengo que llevar para pasar la ITV de mi moto?

Para pasar la ITV de una motocicleta tienes que aportar dos documentos fundamentales: por un lado, la Ficha Técnica de la moto o Tarjeta de ITV. Y, por otro, el Permiso de circulación.

No obstante, siempre os recomendamos que llevéis con vosotros el recibo del seguro en vigor. Y también toda la documentación relativa a la homologación de los elementos que hayáis podido añadir a vuestra motocicleta. Si le habéis cambiado alguna cosa o añadido algún accesorio por estética debéis tener en cuenta que es posible que se considere reforma y sea preciso legalizarlo.

¿Te has quedado con alguna duda?¡Pregúntanos lo que necesites saber! En GRUPO IDV ITV Services te ofrecemos el servicio personalizado que tu seguridad se merece.

Quizás también te interese…

Si te ha gustado comparte