Winter is coming! El invierno está siendo más duro que otros años y a algunos Filomena nos ha pillado desprevenidos para el frío, la lluvia, las carreteras heladas…

Es el momento de asegurarnos de que nuestro vehículo tiene todo lo que necesita para enfrentarse a las inclemencias de esta estación del año. ¿Y cuál es el elemento más importante para garantizar la adherencia de un vehículo? ¡Los neumáticos, por supuesto!

Las ruedas de nuestro coche no se comportan igual con el calor que con el frío. Especialmente cuando hablamos de temperaturas muy bajas.

El propio material del que se componen los neumáticos es muy sensible a los cambios de temperatura. En concreto, el frío hace que este material se endurezca y que los neumáticos pierdan, por ello, capacidad de agarre en la carretera.

¿Qué es exactamente un neumático de invierno? ¿Cómo elegir los mejores neumáticos de invierno para mi vehículo? ¿Cómo puedo saber si realmente los necesito? Hoy despejamos las dudas más frecuentes para que siempre aciertes en el cuidado y la seguridad de tu vehículo. ¡Vamos a ello!

¿Qué son los neumáticos de invierno? ¿Cómo funcionan?

Los neumáticos de invierno se caracterizan, principalmente, por dos cualidades que los hacen muy eficientes a la hora de enfrentarse al frío, al hielo y a la nieve. Por un lado, el tipo de goma que se utiliza en su fabricación. Por otro, su banda de rodadura.

Son más estables y están especialmente diseñados para evitar las pérdidas de adherencia. El material del que se compone consigue que el neumático no se endurezca y su rigidez impida garantizar un agarre adecuado en climatología adversa.

De esta forma se garantiza su flexibilidad y que ofrezcan el máximo rendimiento al enfrentarse a temperaturas inferiores a los 7ºC.

En cuanto a su banda de rodadura, en un neumático de invierno observarás que el dibujo tiene muchas ranuras diminutas y otras más anchas a modo de canales de evacuación.

Para que nos entendamos, podríamos decir que las ranuras más pequeñas “muerden” la nieve o el hielo, mejorando la capacidad de frenado y la tracción (puesto que nada se adhiere mejor a la nieve que la propia nieve). Y los canales más anchos, además, sirven para evacuar el agua rápida y eficazmente, evitando el riesgo de aquaplaning.

A pesar de ser conocidos también como “ruedas para la nieve”, unos buenos neumáticos de invierno te proporcionarán una excelente adherencia no solo frente a la lluvia, el hielo o la nieve, sino también en carreteras secas pero sumamente frías.

Neumáticos de invierno: preguntas más frecuentes

¿A partir de qué temperatura son recomendables?

Los neumáticos de invierno funcionan adecuadamente por debajo de los 7ºC.

Aunque las marcas cada vez invierten más en innovación para conseguir neumáticos que ofrezcan un amplio rendimiento tanto en temperaturas bajas como altas (evitando que se deformen mucho en verano), realmente un neumático de invierno solo será importante para conductores que tengan que exponerse a temperaturas inferiores a esos 7ºC.

¿Los neumáticos de invierno son obligatorios en España?

No, en España no son obligatorios (a diferencia de otros países de Europa), pero son recomendables en lugares muy fríos, con carreteras que tienden a cubrirse de hielo o de nieve, y para aquellas personas que tengan que conducir con mucha frecuencia por zonas montañosas frías, susceptibles de cubrirse de hielo y nieve, o sometidas a fuertes lluvias.

¿Los neumáticos de invierno pueden sustituir a las cadenas?

Si están homologados (cuidado, no deberíamos nunca utilizar unos neumáticos que no lo estuvieran), los neumáticos de invierno pueden sustituir a las cadenas para la nieve: de modo que son mucho más cómodos si vives en una región montañosa, donde el frío, la lluvia, el hielo o la nieve sean protagonistas.

¿Qué significan sus símbolos M+S y la montaña con el copo de nieve?

Los neumáticos de invierno llevan en su flanco unos símbolos.

Montaña con tres picos y copo de nieve (conocido también con las siglas 3PMSF): Siempre debes buscar este símbolo si quieres comprar unos neumáticos específicos de invierno. Indica que estas ruedas ofrecen gran seguridad y capacidad de control ante las inclemencias del invierno.

M+S: Son las siglas en inglés para Mud and Snow, que significa que son ruedas concebidas para mejorar el rendimiento frente a la nieve y el barro propio del aguanieve. Este símbolo no es exclusivo de los neumático de invierno, también lo encontrarás en neumáticos All Season o “para todas las estaciones”.

¿Cuándo debo instalarlos?

Debes instalar tus neumáticos de invierno en cuanto empiece la temporada invernal y desciendan las temperaturas. Pero no debes olvidar cambiarlos cuando acaba el tiempo frio, puesto que por su composición las altas temperaturas no les favorecen y se degradan con mayor facilidad.

Si prefieres olvidarte de cambiarlos en función de la temperatura o a pesar de circular por una zona con inviernos cálidos quieres un extra de seguridad puedes optar por usar unos neumáticos All Season o “para todas las estaciones” que tiene un buen comportamiento tanto en invierno como en verano.

¿Cómo debo almacenar unos neumáticos de invierno?

Para guardarlos hasta el siguiente invierno, lo mejor es almacenarlos en un lugar fresco y seco, alejado de la luz del sol.

¿En qué debo fijarme al comprar un neumático de invierno?

No olvides que a la hora de elegir unos neumáticos de invierno siempre debes leer el manual de tu coche, porque ahí suele aparecer una recomendación sobre el tipo que necesitas en tu caso. Hay algunos fabricantes que te obligan incluso a tener dos juegos de llantas.

Presta mucha atención a las ofertas y no te dejes conquistar a la primera de cambio. España, al ser un país donde los neumáticos de invierno no son obligatorios, no existe mucha rotación de estos en los talleres especializados. Por ello, siempre debes comprobar la fecha del neumático, para evitar que te lleves a casa unos que ya estén envejecidos: nunca los compres si tienen más de cuatro años.

En relación con el apartado anterior, te recomendamos que no te fíes de marcas totalmente desconocidas y que ofrezcan precios muy atractivos. Hay muchas gamas de precio en el mercado para que puedas comparar sin necesidad de hacer una grandísima inversión ni sacrificar tu seguridad.

Y un pequeño detalle muy interesante también a la hora de comprar tu neumático de invierno es que te fijes en si el dibujo sigue en los laterales. Se nos suele olvidar, y los laterales también son muy importantes a la hora de garantizar la adherencia.

Quizás también te interese…

Si te ha gustado comparte