En efecto, la ITV o Inspección Técnica de Vehículos no es la única que existe. La conocida como ITV es la inspección periódica más común y habitual entre los vehículos, gracias a la cual estos pueden circular con seguridad por la vía pública.

Sin embargo, también existen otro tipo de inspecciones o trámites muy importantes que se realizan de forma puntual, que reciben el nombre de inspecciones no periódicas.

¿Qué son las inspecciones no periódicas? ¿Cuándo tienen que llevarse a cabo? ¿Por qué son importantes? ¿Cuándo podemos saber que nuestro vehículo necesita una inspección no periódica?

A continuación resolvemos algunas de las duda más frecuentes sobre las llamadas inspecciones no periódicas que podemos llevar a cabo en un centro especializado de ITV. ¡Empezamos!

¿En qué consisten las inspecciones no periódicas?

Como decíamos, existen otro tipo de trámites o revisiones que también se conciben para garantizar la seguridad y el buen funcionamiento de nuestros vehículos, pero que no requieren de una periodicidad tan marcada o habitual como la llamada ITV.

Entre las llamadas inspecciones no periódicas o extraordinarias, encontramos, por ejemplo, los duplicados, cambios de servicio, inspecciones previas a matriculación, reformas, vehículos accidentados, etc. Como podemos ya intuir, se trata de inspecciones motivadas por unas circunstancias muy concretas.

Por ello, es interesante profundizar un poco más en cada una de ellas para entender bajo qué supuestos deberíamos solicitarlas. Sigue leyendo y aclara todas tus dudas.

Inspecciones no periódicas en centros ITV: Duplicados

Como probablemente ya sabrás, la Tarjeta de ITV o Ficha Técnica del vehículo es un documento obligatorio que tienes que tener para poder circular. Debemos solicitar el servicio de duplicado cuando necesitamos realizar una nueva Tarjeta ITV.

Las causas más frecuentes para realizar un duplicado de la Ficha Técnica son pérdida, robo o deterioro del documento.

Lo primero que tienes que saber es de qué tipo es tu Tarjeta de ITV: si es de las “antiguas” realizadas en una ficha azul timbrada o de las nuevas, las llamadas Tarjeta de ITV electrónica o eITV. Todos los vehículos matriculados posteriormente a noviembre de 2016 disponen de ficha electrónica.

En la gran mayoría de las ocasiones, esta tarjeta se emite en un centro de ITV, y no en la Jefatura de Tráfico. Allí debemos acudir posteriormente a por el llamado duplicado del Permiso de Circulación, que es la documentación que ellos emiten.

Si tu Tarjeta de ITV es de las antiguas (cartulina azul timbrada), ésta sigue teniendo validez y su duplicado puede hacerse en un centro de ITV.

Inspecciones no periódicas en centros ITV: Cambio de servicio

¿Cuándo debemos someternos a una inspección por cambio de servicio? Este trámite no periódico, como su propio nombre indica, debe realizarse cuando se cambia el servicio para el que estaba destinado originalmente el vehículo.

Cuando matriculamos un vehículo le asignamos una finalidad específica que determina, entre otras cosas, cuándo debe pasar la inspección periódica de la ITV.

Por poner algunos ejemplos: La A significa que tu vehículo está destinado a ejercer un servicio público, para lo cual necesitas un permiso por parte de la Administración pública. La B, por su parte, indica que el vehículo va a ofrecer un servicio particular.

Los números por su parte van desde el 00 hasta el 21, indicando el servicio específico que se lleva a cabo: si el vehículo es un taxi, transporte escolar, está acondicionado para ser una vivienda, es un coche de autoescuela, etc.

Sin un vehículo cambia de servicio, después de pasar favorablemente su correspondiente inspección en el centro de ITV, también hay que notificarle dicho cambio a Hacienda, Tráfico y al seguro.

Inspecciones no periódicas en centros ITV: Previas a matriculación

Una inspección previa a matriculación es la inspección que se realiza a los vehículos que se traen del extranjero y se quieren matricular en España.

¿Cuándo hay que matricular un coche extranjero para circular en España? Siempre que el vehículo se destine al uso de personas residentes o de entidades con domicilio fiscal nacional.

No debemos olvidar que la finalidad de este tipo de inspecciones no es otra que asegurar que el vehículo reúne las condiciones necesarias para poder ser matriculado en España.

Esto es: por un lado, el vehículo se ajusta las prescripciones técnicas del país para garantizar la seguridad de sus ocupantes y de terceros. Por otro, el vehículo respeta la protección medioambiental establecida por la normativa vigente del país de residencia. Ajustándose a los niveles de emisiones y ruidos.

Todos los vehículos que no se encuentran homologados de forma correcta por la Administración competente y que, por tanto, no pueden matricularse por la vía ordinaria, deben pasar la inspección previa a matriculación.

Inspecciones no periódicas en centros ITV: Transporte escolar

Los vehículos que van a ser destinados al transporte escolar y de menores tienen que pasar por un régimen de inspecciones más riguroso. Tanto en lo referente a inspecciones periódicas como no periódicas.

Antes de ser autorizados, estos vehículos deben superar de forma favorable una inspección técnica que certifique que son aptos para desempeñar tal fin. Consiguiendo así la calificación de idoneidad.

En términos generales, los autobuses que tengan menos de 5 años deben pasar su correspondiente ITV periódica anualmente. A partir de ese momento, esta inspección se realiza cada seis meses. Siempre teniendo en cuenta que un autobús escolar nunca podrá seguir desempeñando la función de escolar al superar los 16 años de antigüedad como máximo.

Inspecciones no periódicas en centros ITV: Reformas

Este tipo de inspección no periódica sirve para comprobar que la reforma de un vehículo se ha llevado a cabo correctamente. Y por lo tanto se mantienen las condiciones exigidas para circular sin suponer un peligro para la seguridad de sus ocupantes o de terceras personas.

El documento que rige la modificación de un vehículo es el “Manual de reformas de vehículos” (aquí os dejamos un enlace a la actualización más reciente); que depende actualmente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, en colaboración con las Comunidades Autónomas.

Aquí encontrarás todos los tipos de las reformas permitidas, los criterios, procedimientos y requisitos a cumplir para la tramitación de las reformas. Como es lógico, existen reformas posibles para todos los tipos de vehículos.

Si ponemos como ejemplo la sustitución del motor por otro de diferentes características, esta operación sí estaría considerada reforma. Tanto del propio cambio del motor, como de otros aspectos derivados como pueden ser la variación de la potencia o el sistema de alimentación.

Para no tener ningún tipo de duda, lo mejor es que te pongas en contacto con nosotros para asegurarte al 100% de que tu vehículo ha sufrido o no una reforma.

Inspecciones no periódicas en centros ITV: Taxímetros

Más allá de la revisión periódica relativa al funcionamiento general del vehículo, existen otro tipo de inspecciones específicas para los taxis.

La finalidad concreta de la inspección metrológica del taxímetro es garantizar que estos aparatos funcionan correctamente e indican las tarifas actualmente vigentes (atendiendo a kilómetros y horarios) de la Comunidad Autónoma en la que opera.

Por ello, este tipo de revisión no periódica debe realizarse cuando se produzca un cambio correspondiente de tarifa, modificación o por reparación. O, en su defecto, de forma anual si no se produce ninguna de las circunstancias indicadas anteriormente.

Mediante esta inspección se verifica, en resumidas cuentas, que los taxímetros cobran correctamente y cumplen con los requisitos legalmente establecidos para una correcta prestación del servicio de taxi.

Inspecciones no periódicas en centros ITV: Vehículos accidentados

Tras un accidente con daños importantes y con atestado de la autoridad (policía local, guardia civil…) en el cual te retienen la documentación, es obligatorio pasar una inspección técnica extraordinaria de vehículos accidentados para poder recuperar la documentación retenida por la autoridad.

El vehículo accidentado no podrá volver a ser puesto en circulación hasta que, después de haber sido reparado, pase la ITV como favorable. Momento en el cual el titular recuperará su Permiso de Circulación.

Cuando un vehículo ha sufrido un daño grave que pudiera afectar a algún elemento de la seguridad como los sistemas de dirección, suspensión, transmisión o frenado; o al bastidor o estructura autoportante en los puntos de anclaje de alguno de estas partes, es obligatorio pasar esta inspección no periódica.

¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Tienes más dudas acerca de alguna inspección no periódica o extraordinaria? No dudes en contactar con nosotros. ¡Velamos por tu seguridad y te lo ponemos muy fácil!