El sistema de alumbrado y señalización del vehículo es una de las partes que se revisan, con sumo detalle, en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). De hecho, sus defectos o mal estado es una de las causas más frecuentes de resultado desfavorable. A pesar de que, en la mayoría de las ocasiones, esto podría evitarse simplemente con un adecuado mantenimiento.

Como bien sabrás, el papel de las luces de un vehículo es tan sencillo como vital: que puedas ver y ser visto. Por lo tanto, hablamos de un elemento fundamental para garantizar la seguridad de los conductores y peatones de la vía pública.

En este artículo, vamos a ver más en detalle en qué consiste la revisión del alumbrado y la señalización. Y también qué se considera un Defecto Leve o un Defecto Grave en su inspección.

Aquí es importante recordar que, con un Defecto Leve, la ITV sería favorable, pero requiere que el problema se arregle lo antes posible. Sin embargo, con un Defecto Grave, la ITV sería desfavorable, e implica tanto corregirlo como volver a pasar la ITV, para que los técnicos comprueben que todo está en buen estado.

Antes de ir a la ITV: ¡no olvides chequear esto!

Aunque te parezca difícil de creer, muchísimos vehículos no pasan la ITV por tener un fallo tan evidente como una bombilla fundida. Por eso insistimos en que, cuando te toque pasar la ITV, hagas antes algunos chequeos rápidos y sencillos.

Revisa que todas las luces funcionen correctamente y que están bien reguladas. Además de que la bombilla no esté fundida, debes comprobar que la óptica no esté en mal estado. Por ejemplo, especialmente en el caso de las luces rojas traseras, el sol suele dañar la óptica y hacer que esté descolorida.

¿Qué elementos del alumbrado y señalización se revisan en la ITV?

En la ITV se revisan diferentes elementos relacionados con las luces del vehículo. Se comprueba que los faros delanteros estén reglados correctamente (tengan la altura correcta); que las luces de cruce y de carretera funcionen; que la señalización delantera esté en buen estado (intermitentes, luces de emergencia, etc.) e, incluso, que determinados elementos de señalización trasera, como la luz de la matrícula, no esté fundida.

Ahora vamos a ver más en detalle cada una de las luces que se comprueban, y qué se considera un Defecto Leve o un Defecto Grave; este último, te recordamos, motivo de ITV desfavorable.

Luces de cruce o carretera

Si alguna de las luces de carretera no funciona, se considera un Defecto Leve. Pero, si ninguna de las luces de carretera funcionan, o bien si tampoco funciona alguna de las luces de cruce, esto se considera Defecto Grave.

Además, también se revisa que el sistema de alumbrado delantero esté bien reglado: esto es, que esté a la altura adecuada para no deslumbrar a otros conductores.

Intermitentes

El correcto funcionamiento de los intermitentes es obligatorio, de modo que cualquier defecto (por ejemplo, que la frecuencia de emisión de la luz sea irregular) se considera un Defecto Grave.

Luces de marcha atrás

Si en el caso del vehículo se trata de una luz opcional y no funciona, se considera Defecto Leve. Aquí es importante recordar que la luz de marcha atrás solo es opcional en el caso de ciclomotores y motocicletas. Para el resto de vehículos es obligatoria, y que no funcione se considera un Defecto Grave.

Luces de freno

Si alguna de las luces de freno no funciona, esto se considera Defecto Leve. Sin embargo, si ninguna luz de freno funciona, esto se considera Defecto Grave.

Luces de posición

Si alguna de las luces de posición no funciona, se considera Defecto Leve, pero si se hablamos de un fallo en todas las luces de posición, esto implica un Defecto Grave.

Aquí es importante recordar que las luces de posición laterales son obligatorias para vehículos de más de 6 metros de longitud matriculados a partir del 26 de julio de 1999. Si todas las luces del lateral fallan, en este caso se consideraría también un Defecto Grave.

Luces antiniebla

Si alguna luz antiniebla no funciona, esto se considera un Defecto Leve. Pero atención, porque si no funciona la luz trasera izquierda, o la trasera central, esto implica un Defecto Grave.

Luz de matrícula trasera

Como decíamos, esta luz también es muy importante a la hora de pasar la ITV.

Si directamente no hay luz, hay riesgo de que se caiga o que no cumpla correctamente su función, o si no tiene su color reglamentario (blanco), esto implica un Defecto Grave. (El color reglamentario tiene una excepción en vehículos matriculados antes del 26 de julio de 1999, para los que se permite también que las luces de matrículas traseras sean amarillas).

Lo único que se considera aquí Defecto Leve es que la iluminación sea insuficiente.

¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Tienes clara la importancia del correcto funcionamiento de las luces de tu vehículo? Si tienes cualquier duda, ¡contáctanos! Con GRUPO IDV-ITV Services, pasarás la ITV con una atención totalmente personalizada, cómodamente y sin esperas innecesarias.

Quizás también te interese…

Si te ha gustado comparte