Seguramente ya hayas escuchado que la ITV va a introducir nuevos cambios, concretamente a partir del 1 de junio.  No debes preocuparte, puesto que no estamos hablando de múltiples modificaciones de gran complejidad, pero sí es importante que lo tengas en cuenta para tener más posibilidades de pasar la ITV a la primera.

En su afán de modernización, la DGT está introduciendo numerosos cambios para que las nuevas tecnologías sean cada vez más protagonistas. Y la ITV, como pieza fundamental en el engranaje de la seguridad en la carretera, no podía permanecer ajena a esta tendencia.

Te contamos a continuación cómo es esa nueva ITV que entra ya en vigor.

El ABS: principal cambio en la ITV a partir del 1 de junio

Uno de los cambios fundamentales de esta nueva ITV con vigencia a partir del 1 de junio tiene que ver con el ABS o sistema antibloqueo de las ruedas de los vehículos. Antes de la nueva norma, si en la inspección de un vehículo en el cual no era obligatorio se detectaba algún fallo en su correcto funcionamiento, éste era considerado como una falta leve.

A partir del 1 de junio, si el vehículo tiene ABS y no funciona como debería, esto será considerado como un defecto grave, aunque estemos hablando de un vehículo donde, hasta la fecha, no era obligatorio llevarlo. De modo que si el testigo del ABS permanece encendido (o no funciona) esto puede ser motivo de ITV desfavorable. Un detalle que podría ser determinante, por lo tanto, a la hora de pasar o no pasar la ITV.

Del mismo modo, el posible desprendimiento de un espejo retrovisor también pasará a considerarse un defecto grave, y no leve como había sucedido hasta ahora.

Por otro lado, también se añaden algunas aclaraciones o matizaciones en el Manual de procedimiento de inspección de estaciones ITV, tales como la identificación de las motocicletas que tengan sistemas avanzados de control de emisiones.

Además, fruto de esa necesidad de modernización de la que hablábamos al principio, se ha habilitado la comprobación de los datos del permiso de circulación en el Registro online de la DGT, en caso de que el conductor no los lleve consigo. Esto quiere decir que si te has olvidado los papeles impresos, los operarios podrán consultar los datos de tu permiso de circulación por vía telemática. La ficha técnica seguirá siendo necesario presentarla.

Matriculación para los vehículos procedentes del Reino Unido

El nuevo manual aclara como se ha de proceder para tramitar las previas matriculaciones con aquellos vehículos que procedan del Reino Unido, con motivo del Brexit.

Nueva ITV: multas entre los 200 y los 500 euros

Como ya sabes, las sanciones administrativas son una de las consecuencias de circular con la ITV caducada. Pero si algo no debes olvidar es que, además de la sanción económica, esto te afecta de una forma mucho más grave: al comprometer tu seguridad en la carretera y la del resto de usuarios.

Ahora que las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina, y que el vehículo privado será absoluto protagonista en los desplazamientos, no podemos olvidarnos de la importancia vital de circular con la ITV al día.

La cuantía de las sanciones y los motivos de aplicación también aparecen recogidos en la nueva ITV, vigente a partir del 1 de junio:

  • ITV Caducada: Multa de 200 euros. Si tienes la ITV caducada, aunque tu vehículo esté estacionado en la calle o aparcado en un garaje, puedes recibir una sanción (salvo si el vehículo está dado de baja). Además en tal caso, y como es lógico, la ITV deberá pasarse inmediatamente.
  • ITV Desfavorable: Multa de 200 euros. Si circulas con la ITV desfavorable, la sanción podría ascender también a 200 euros. En el caso de que se determine en la inspección que tu vehículo presenta defectos graves, solo podrás usarlo para ir desde el centro de la ITV hasta el taller. Y tendrás que volver a pasar la inspección en un plazo máximo de dos meses. No podrás circular con tu vehículo por ningún otro motivo hasta que la ITV sea favorable.
  • ITV Negativa: Multa de 500 euros. La sanción más elevada se aplicará si circulas con la ITV negativa, lo cual significa que en tu vehículo se han encontrado defectos muy graves, que podrían tener consecuencias tremendamente negativas para tu seguridad y la del resto de usuarios de la vía pública. En tal caso, no podrás circular con tu vehículo bajo ninguna circunstancia, y éste tendrá que ser remolcado por una grúa desde el mismo centro de ITV hasta el taller, para solucionar todos los problemas. El vehículo, lógicamente, tendrá que volver a pasar la ITV en un plazo de dos meses como máximo.

¿Tienes ya tu cita previa? Contáctanos y asegúrate de que tu vehículo está en perfectas condiciones para circular con seguridad. ¡No lo dejes para el último minuto!

Quizás también te interese:

Si te ha gustado comparte