¿Tienes preguntas sobre la ITV? en Grupo IDV resolveremos todas tus dudas relacionadas con la ITV y la revisión de tu vehículo

matricula-provisional

¿Qué es una matrícula provisional y cómo la puedes solicitar?

Seguro que alguna vez has visto circulando un coche con una matrícula de color rojo o verde que te ha llamado la atención. O puede ser incluso que tú mismo necesites una matrícula de estas características… ¿Qué significan esos colores y números?

Este tipo de matrículas son provisionales, y las otorga la Dirección General de Tráfico para que un vehículo pueda circular legalmente mientras se tramita su matrícula definitiva.

Pero, ¿Qué tipos de matrículas provisionales existen? ¿Y en qué casos y cómo las debemos solicitar? A continuación te resumimos los puntos más importantes, tanto para distinguir una matrícula provisional de otra, como para saber qué gestiones tienes que hacer si debes solicitarla.

Tipos de matrículas provisionales

Como ya te hemos adelantado, las matrículas provisionales son aquellas que la DGT nos facilita para poder circular sin problema, mientras nuestra matrícula definitiva está en proceso de tramitación. Porque como bien sabes, un vehículo solo puede circular por las carreteras españolas si está matriculado y debidamente identificado.

A diferencia de las matrículas convencionales que conocemos en España desde el año 2000 (exceptuando las azules de los taxis y VTC y las destinadas a otros servicios, como el diplomático), las matrículas provisionales no tienen caracteres negros sobre fondo blanco. Sino que su fondo es verde o rojo, dependiendo de su función.

¿En qué se diferencian?

Matrículas provisionales verdes

Este tipo de matrículas de fondo verde generalmente suelen indicar que el vehículo es extranjero. Existen tres supuestos:

Matrícula verde provisional por traslado de un vehículo al extranjero: cuenta con una validez de 60 días. Una vez se obtiene la matrícula definitiva, el vehículo está obligado a pasar la ITV antes de poder circular.

Matrícula verde provisional por tramitación de matrícula definitiva: suele ser el caso más común. Esta matrícula tiene también una validez de 60 días, pero serán prorrogables siempre y cuando los trámites se retrasasen por causas ajenas al titular. En este supuesto entrarían casos como los de vehículos comprados en el extranjero, aquellos que son adjudicados por sentencia judicial y no están matriculados, los adquiridos en una subasta, aquellos sin carrozar o, simplemente, los coches sin matrícula española.

Matrícula verde provisional por traslado de provincia a Canarias, Ceuta o Melilla: si este es tu caso, no debes olvidar que tu matrícula provisional tiene una validez de 10 días, y que obligatoriamente tienes que pasar la ITV no periódica, con la finalidad de cambiar la tarjeta y el expediente del vehículo.

Matrículas provisionales rojas

Las matrículas provisionales rojas se utilizan en el caso de vehículos de empresa. Se trata, por lo tanto, de un permiso temporal que se facilita hasta poseer la matrícula ordinaria convencional; siempre y cuando la compañía o entidad interesada esté vinculada con el vehículo. Por ejemplo, debe ser fabricante, importador, vendedor, distribuidor, representante legal o bien el laboratorio oficial encargado de someter al vehículo a las pruebas de seguridad pertinentes.

Por lo tanto, y como seguro te estarás figurando, en estos casos los vehículos con matrícula provisional roja solo pueden circular en contextos muy específicos: para realizar ensayos, pruebas técnicas, investigación o para su transporte. Y todo ello ha de estar debidamente justificado.

Para circular con una matrícula temporal roja hay que solicitar tanto un permiso temporal como un boletín de circulación a nombre del titular, y suelen tener un periodo de validez de un año. Antes de ponernos en circulación, por lo tanto, tenemos que rellenar dicho boletín con los datos del vehículo y los del conductor, entre otros.

Existen dos tipos de matrículas provisionales de color rojo:

Las que empiezan por la letra S: indica que es un vehículo nuevo o de importación que todavía no ha sido matriculado de forma definitiva.

Las que empiezan por la letra V: se emplean en vehículos en proceso de transmisión, que por lo tanto han sido dados de baja temporalmente. En tal caso, siempre debemos llevar la tarjeta ITV.

¿Cómo se solicita una matrícula provisional?

Si necesitas una matrícula provisional, sea cual sea tu caso, tienes que solicitarla en la Jefatura de Tráfico de la DGT de tu localidad. Para ello, tendrás que pedir cita previa en la web de la DGT.

Como ocurre con otros trámites, debes llevar el impreso oficial cumplimentado, un documento de identificación y abonar la tasa correspondiente (no olvides el resguardo que acredita el pago). Si quieres pagar en las oficinas de Tráfico, recuerda que solo aceptan pago con tarjeta.

Y esto es muy importante: si necesitas solicitar una matrícula provisional por un traslado de vehículo (importación o exportación) siempre debes presentar la tarjeta de ITV en vigor y el documento certificado que justifique el traslado.

¿Te has quedado con alguna duda pendiente? ¿No tienes muy claro en qué casos, con matrícula provisional, tendrías que pasar la ITV? Contáctanos, y te lo pondremos muy fácil.

Quizás también te interese…

Anterior

Mi coche echa humo blanco: ¿qué le pasa?

Siguiente

El nuevo Madrid Central: Guía útil para no tener sustos

2 comentarios

  1. Fernando

    Las matrículas de las caravanas de más de 750 kg son rojas.
    …..?

    • Preguntas ITV - Grupo IDV

      Buenas tardes Fernando, las placas de los remolques y semirremolques de más de 750kg son rojas con las letras negras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén