En efecto. La ITV es muy exigente al inspeccionar todos los elementos que componen los frenos de un vehículo. Pero no es para menos: el buen estado de los frenos es fundamental para prevenir accidentes en la carretera. 

Unos frenos defectuosos implican un riesgo altísimo tanto para nuestra seguridad como para la de todos los demás. De ahí que la ITV les preste gran atención, para asegurarse de que el vehículo está en condiciones de circular por la vía pública.

Pero antes de explicarte un poco cómo funciona la prueba de frenos de la ITV, te vamos a dar algunos consejos para que puedas pasar esta prueba a la primera